Alimento sanoHoy quiero compartir contigo una historia que me pasaron por internet y que reitera lo que yo siempre digo, un alimento sano trae muchísimos beneficios..

Esta es la historia que la relata un alumno de su profesor.  Alimento sano.

Hace algunos años, un exprofesor mío, me enseñó el resultado de un examen de sangre; lo que vi me dejó estupefacto. Los cinco parámetros principales de la sangre, o sea, urea, colesterol, glucosa, lípidos y los valores de los triglicéridos mostraban que, tenía niveles muy superiores a los niveles aceptables o normales.

Me comentó que una persona con esos niveles debería estar muerta. El profesor me mostró luego el nombre del paciente, que hasta ese momento había estado escondido en su mano.

¡El paciente era él mismo! ¡Atribulado le dije! : “¿pero cómo, y qué ha hecho?”.

Con una sonrisa me mostró otro resultado de análisis, diciendo: “Ahora, mira esto, confrontando los valores de los parámetros y  enseñándome las fechas de dichos análisis”

Este es el que me he hecho posteriormente. Los valores de los parámetros están claramente dentro de los límites recomendados, la sangre estaba perfecta, impecable, más la sorpresa aumenta cuando he visto las fechas, ¡la diferencia era solo un mes (entre las dos pruebas de la misma persona)!

¿Cómo ha hecho? Le pregunté, ¡esto es literalmente un milagro! Como todos los milagros que ocurren cuando se elige un alimento sano.

Con calma, respondió que el milagro fue su médico, que ha sugerido un tratamiento obtenido de otro amigo médico. Este tratamiento ha sido utilizado por mí varias veces con resultados sorprendentes.

Más o menos una vez al año, analizo mi sangre y en alguno hay una tendencia en alza de los niveles correctos, inmediatamente repito. Les sugiero probar este alimento sano.

**REPORTE GRATUITO** Haz Clic Aquí: http://descubreelpoderdecomersano.com/y descárgalo AHORA

He aquí el secreto: cada semana por cuatro semanas (un mes) buscar en un abasto, negocio, mercado o feria, una auyama. Debe ser de una auyama grande y se parte en pedazos. Cada día, tomar 100 gramos de concha de auyama, puestos en pedacitos en la licuadora junto a un vaso de agua (agua pura), y licuar muy bien, haciendo con el agua y la concha de auyama un vaso de vitaminas concentradas.

Tomar esta vitamina o alimento sano con el estómago vacío, 20 minutos antes del desayuno. Hacer esto por un mes seguido, cada vez que su sangre necesite ser corregida.

Es posible controlar el resultado haciendo un análisis antes y después del tratamiento con la auyama. Según el médico, no existe ninguna contraindicación, porque es solo un vegetal y agua natural (No usar azúcar), recuerda un alimento sano es un producto natural que no tienen ninguna contraindicación.

El profesor, un ingeniero químico excelente, ha estudiado la auyama para saber cuál es el principio activo que contiene, concluyendo al menos en parte, que está presente un solvente de peso molecular bajo que contiene el colesterol: el colesterol más nocivo y peligroso LDL.

Durante la primera semana, la orina tiene una gran cantidad de LDL  (Bajo peso molecular), que se traduce en la limpieza de las arterias, incluido el cerebro, aumentando así la memoria de la persona.

Hay solo un inconveniente: ¡el sabor de la concha de auyama cruda no es muy agradable!  Nada más…

También hay un aspecto particular importante: Ni la auyama ni el agua puede refrigerarse porque destruye los principios activos de la vitamina de este alimento sano.

Esta es la razón de adquirir cada semana, la auyama, porque hay que mantenerla fuera del refrigerador, por lo tanto el alimento sano se deteriora rápidamente.

Como puedes notar este profesor solo usa el alimento sano en momentos críticos y vuelve a sus malos hábitos alimenticios y esto no debe ser, si se quiere gozar de una excelente salud, pues no deberías jugar con esta, valora tu cuerpo y tu negocio si realmente quieres alcanzar el éxito en tu vida.

Si quieres tener éxito no debes utilizar un alimento sano solo para apagar fuego, debes tener buenos hábitos alimenticios siempre….

Gracias,


About Hilda Jimenez