Comer sano implica tener calidad de vida…

comer sano

Cada día, millones de personas se quejan de estar siempre cansadas. La mayoría apunta con el dedo delator a los quehaceres diarios como culpables, a tener mucho para hacer y poco tiempo para hacerlo. Pero realmente los verdaderos culpables son tus hábitos diarios:

Lo que comes, cómo duermes y cómo manejas tu entorno emocional y espiritual.  Manejar estos cuatro pilares en tu vida es importantísimo y del manejo que le des depende el éxito que tú tengas en la vida.

Todos estamos familiarizados con el cansancio físico, aunque el cansancio mental tristeza, aburrimiento, preocupación, ira, y estrés general puede llevarse una porción mayor de tu vitalidad, incluso al grado de paralizarte.

La vida transcurre y, por más que no lo queramos, las situaciones difíciles con sus consecuentes emociones se nos presentan.  Pero si aprendemos a reaccionar, a hacerlo con inteligencia, nuestro cerebro y nuestro cuerpo renacerán, llenos de vigor y vitalidad. Comer sano es un verdadero negocio para tu salud y te ayudara a energizar tu vida.

comer sano requieree tener en cuenta tres puntos importantes para atacar y así conquistar el cansancio crónico:

1. Energizar la dieta alimenticia: Una dieta alimenticia variada, basada en frutas, legumbres, hortalizas, granos, semillas y cereales te garantiza todos los nutrientes que tu cuerpo necesita para gozar de una buena salud y por ende de una buena calidad de vida que te permita tener energía física, mental, emocional y espiritual, estos pilares los debes manejar muy bien si quieres ser una persona brillante en la vida y que eligen comer sano.

Es muy importante tomar un buen desayuno, incluso si no tienes hambre. Muchos estudios muestran que la gente que desayuna algo cuando se levanta se siente mucho mejor física y mentalmente a lo largo del día. Incluso un grupo de investigadores británicos ha descubierto que desayunar un plato de cereales reduce sensiblemente una hormona relacionada con el estrés.

Comer sano cinco veces al día es muy bueno para la salud, ya que mantiene tu azúcar y los niveles de energía estables en todo momento. Esto lo recomiendan todos los nutricionistas. Con tres comidas principales y entre comidas puedes comer una porción de fruta o una ensalada y tienes la energía suficiente para lidiar con todos los gastos energéticos del día.

Recuerda siempre desayuna como un rey, almuerza como un príncipe y come como un mendigo para que no sobrepases lo que tu cuerpo necesita verdaderamente.

**REPORTE GRATUITO** Haz Clic Aquí: http://descubreelpoderdecomersano.com/ y descargalo AHORA

Comer sano implica entre comidas, elegir alimentos con fibra, ya que según estudios médicos entran al flujo sanguíneo de una forma tranquila y lenta, con lo que conseguimos un flujo de energía estable que permanece largo tiempo. Se recomienda comer entre 25 y 30 gramos de fibra al día, la mayoría no pasa de 10 gramos.

Mantenerse hidratado, o sea consume mucho líquido. No hay que olvidarse que la mayoría de los fluidos corporales provienen del agua, la sangre inclusive. No tomar suficiente agua hace que el corazón trabaje forzado y eso te fatiga. El agua también hace que los nutrientes circulen por tu cuerpo. Según recomiendan los médicos, para saber si consumes suficiente líquido, lo mejor es medir cuanto orinas.

Debes ir al baño cada dos o tres horas, y la orina tendría que ser de un color claro o amarillo pálido. No sólo tomando mucha agua tenemos más líquido, se puede consumir frutas jugosas, todo esto hace parte de comer sano.

2. Energizar la actitud: Estar triste, aburrido, preocupado, enojado y peor, tener estrés general, son también los grandes culpables, según estudios, de llevarse gran parte de nuestra vitalidad a lo largo del día. Si te se tomas todos estos problemas con sabiduría puede redundar en beneficio para tu vigor diario.

Simples actos como mojarse la cara, o tomar una ducha cuando te sientes “quemado”, pueden revitalizarte. Según un estudio reciente publicado en Journal of Personality and Social Psychology esta “terapia acuática” incrementa de forma exitosa la energía. Realizar buenas acciones te da también satisfacción, felicidad y aumenta la energía.

3. Conseguir un descanso restaurador: Debes dormir como mínimo siete horas continuas por día para que tu cuerpo y tu cerebro se puedan restaurar adecuadamente, si duermes menos implica que vivirás menos.  Así que prográmate para que puedas dormir adecuadamente sin levantarte al baño, sin dormir con mascotas o cualquier cosa que pueda perturbar tu sueño.

Cuando te levantes crea el hábito de hacer por lo menos de 20 a 30 minutos de ejercicio físico, da gracias a Dios o a la vida o al universo o a quien quieras por todo lo que tienes, vida, salud, comida, techo, etc. y mantén siempre buenas relaciones con tu familia.

Te garantizo que si aprendes a comer sano y pones en práctica lo que aprendiste hoy te sentirás como nuevo/a y todo mejorara para ti, garantizado. Ponlo en práctica y te convencerás.

Gracias,

About Hilda Jimenez