comer sanoComer sano te permite tener una actitud mental positiva…

Ademas, comer sano te ayuda tambien a tener un cuerpo firme estar libre de estrés, tener una piel saludable, más confianza en ti misma, más energía, menos depresión, mejor digestión y buen sistema de eliminación, control de tu peso y una reducción de riesgo de contraer cáncer o enfermedades del corazón.

Además de comer sano tienes que esfuérzate conscientemente en incluir el ejercicio en tu rutina diaria hasta que se convierta en un hábito. Una vez que hayas experimentado cuánto bien te hace sentir el ejercicio, te asegurarás de practicarlo.

¿No entiendo cómo podría impactar comer sano la actitud mental?

Comer sano impacta no sólo en tu estado de salud, sino también en tu ánimo y a tu respuesta cerebral, según lo afirman un grupo de investigadores del Instituto de Tecnología de Massachusetts que realizaron el estudio Managing Your Mind and Mood Through Food (Gestionando su mente y estado de ánimo con los alimentos).

 Judith Wurtman autora de la investigación afirma: “Tú puedes manipular tu estado de ánimo y agudeza mental tan sólo con empezar a comer sano,  y tales efectos pueden suceder con mucha rapidez”. Es seguro te ha sucedido, si estás triste, comes un dulce (aunque esa decisión no es buena si tienes Diabetes) y tu ánimo mejora mucho.

Según Wurtman, la noticia de que los carbohidratos pueden elevar el ánimo emergió por primera vez hace 12 años, en estudios que llevó a cabo junto con su esposo Richard Wurtman, con mujeres que sufrían del síndrome premenstrual.

**REPORTE GRATUITO** Haz Clic Aquí: http://descubreelpoderdecomersano.com/ y descárgalo AHORA

Comer sano y el efecto de los carbohidratos…

“Comer carbohidratos tiene un efecto profundo y dramático para mejorar el estado de ánimo”, señaló la Dra Judith Wurtman. “Me refiero a la ira, irritabilidad, depresión, dificultad para concentrarse y confusión mental. Encontramos que tales cambios en el estado de ánimo podían revertirse con alimentos ricos en carbohidratos, en unos 30 minutos”.

Los carbohidratos pueden hacer poco por cambiar una depresión clínica grave, pero sí parecen ayudar a sobrellevar las pequeñas tristezas cotidianas, apuntó. Señaló que la razón podría ser muy sencilla: el cuerpo usa carbohidratos para producir serotonina, el principal regulador de la emoción en el cerebro.

“Cuando comes carbohidratos y produce serotonina, las molestias del estado de ánimo de las que podría estar sufriendo pueden desaparecer, al menos por un tiempo”, aseguró. Sin embargo, existe un problema: comer un alimento graso junto con los carbohidratos hace la digestión más lenta e inhibe esta respuesta de bienestar.

“Así que si realmente quieres sentirte mejor, puedes echar mano de los carbohidratos, teniendo mucho cuidado en elegir: siempre será mejor comer cereal con fibra en la mañana a comer un pan blanco con mantequilla, en otras palabras comer sano.

Gracias,

About Hilda Jimenez