Lrecetas vegetarianasas recetas vegetarianas, son la materia prima que necesita nuestro cuerpo para crecer, curarse y regenerarse por sus propios medios.

Es necesario cuidar la alimentación de nuestro cuerpo y suministrarle combustible el adecuado para que éste saludable, ágil, con vitalidad y energía suficiente para optimizar tu trabajo y el de la mente.

La calidad de los nutrientes en los alimentos depende de la calidad de la comida en sí. Cultivando orgánicamente las frutas, los vegetales y los granos son más ricos en nutrientes y menos perjudiciales para el medio ambiente, así como para nuestro cuerpo y todo esto lo puedes encontrar en las recetas vegetarianas.

En una dieta de recetas vegetarianas ten en cuenta siempre los siguientes pasos:

1. Escucha siempre tu cuerpo. No comas si no tienes hambre. En su lugar toma un zumo natural, una fruta, una pequeña ensalada o un vaso de agua. De la misma manera, no pases hambre si tienes apetito. Si tienes la costumbre de comer en horarios regulares cuando no tienes hambre y comas, tu hígado sufrirá con el excesivo ajetreo.

2. Bebe mínimo 8 vasos diarios de agua mineral ya que ayuda a limpiar el hígado y los riñones y a perder peso especialmente se la bebes antes de las comidas. El cuerpo necesita pequeños y frecuentes sorbos de agua, de otra manera las células se encogen, por deshidratación y sus membranas se secan.

3. Evita consumir grandes cantidades de azúcar, especialmente azúcar refinado, ya que el hígado lo convertirá en grasa y colesterol. Con recetas vegetarianas se utilizan solo endulzantes naturales.

4. No comas en exceso o por defecto para perder peso, esto vendrá de la mano con la mejora del funcionamiento del hígado.

5. Evita los alimentos a los que puedas ser alérgico o que sepas por experiencias pasadas que no té sientan bien. Mastica la comida lentamente, ya que la digestión comienza por la saliva, cuando ésta se mezcla con los alimentos en la boca, esta es una regla de oro en las recetas vegetarianas.

6. No comas si te sientes tensa o ansiosa ya que, durante estos estados, la corriente sanguínea es desviada de los intestinos e hígado a otras zonas del cuerpo.

7. Obtén las proteínas de diferentes fuentes, incluidas las legumbres, verduras, granos, cereales, frutos secos y semillas. Las proteínas de primera clase procedentes de la combinación de estas fuentes son tan completas como las proteínas de origen animal y contiene los aminoácidos esenciales.

8. Evite el estreñimiento comiendo muchas frutas frescas, vegetales y bebiendo agua a lo largo del día.

9  Evita las grasas saturadas o en mal estado prohibidas en recetas vegetarianas. Estas grasas insalubres pueden dañar el hígado con los cambios característicos de un “hígado obeso” similar al de los consumidores de alcohol

En las recetas vegetarianas son muy utilizadas las ensaladas y estas son muy buenas aliadas para el corazón por su abundancia en antioxidantes, vitamina C y vitamina E. Los antioxidantes bloquean la acción dañina de los radicales libres, que son las sustancias implicadas en el desarrollo de enfermedades cardiovasculares, degenerativas y del cáncer.

Ahora entiendes porque son tan importantes las recetas vegetarianas en tu dieta diaria?, es solo sentido común que es el menos común de los sentidos.

Por hoy me despido de ti…

  • Gracias por visitar este sitio web,

 

About Hilda Jimenez